Honda | Modelo: c90 | Año: 1994

Modificaciones:

Inicie la modificación a partir de un dibujo, por ser esta la moto en la que aprendí a manejar en el año 1994. Al empezar la modificación no creí llegar hasta aquí, pero es una moto que dan ganas modificar. La modificación inicio con la llantas, me gusta planear y tener todo bajo control pero en esta moto no fue así, por esta razón cambie varias veces de forma debido a que no me sentía bien con el resultado hasta que llegue a este resultado.
Las llantas llevan a la modificación de la tijera y del frente de la moto, el rin delantero es rin250/17 y el trasero rin300/17 por esta razón, la moto se desarmo varias veces para poder ajustar las modificaciones pues al encontrar algo que no encaja en el estilo se modificaba para acoplar la nueva idea.
La parte delantera se calentó y desarmó con soplete para poder incrustar un tubo más largo entre las dos “barras” lo que se denomina T en las motos, esto me da la posibilidad de colocar esa llanta más ancha. Se coloca suspensión externa amortiguadores originales pero en la parte exterior de la moto que le dan un toque de elegancia, al cambiar la medida de la llanta por ende se modifica el rin colocando uno de aluminio al cual se le perforan una mayor cantidad de huecos para colocar el doble de radios, así mismo se cambia la campana o manzana delantera por una de moto best de Suzuki a la cual igualmente se perforó para colocar el doble de radios por medio de un tornero especializado y se colocan los radios en la parte derecha todos hacia atrás y en la izquierda hacia adelante.
Se cambia el freno delantero de tambor y se coloca en concordancia con la manzana un disco de lujo de amplio diámetro “300mm”, con una mordaza de la misma moto adaptada por medio de una planchuela elaborada a mano y unida al soporte de la subsanación, la cual tiene una forma particular por la forma del disco y la suspensión, tiene también orificios para quitar peso en la planchuela, para un frenado idóneo se fabricó la línea “manguera” del freno a medida y blindada, la perilla de freno se utilizó una de TT de AKT por la forma de depósito que da con el estilo de la moto, el guardabarros delantero es de una chatarrería “reciclaje” posiblemente de GN de Suzuki, solo se usó una parte muy pequeña.
Siguiendo con la parte delantera encontramos una lámina perforada que se sacó también de una chatarrería “reciclaje” para dar continuidad a la forma de la tapa original la cual se cortó a medida y se adaptó por ser más ancha que la original y se dobló a mano pues no es simétrica sino angosta arriba y ancha en la parte de abajo. Se coloca una lámpara de camión de exploradora que adapto completamente para dar un uso distinto por la reglamentación, se modifica para dar luz alta y baja, así como el soporte y contacto, se coloca una visera en acero inoxidable y una cubierta protectora en el faro de vidrío en malla de chatarrería “reciclaje” tallada a mano para conseguir la curvatura del faro fue un poco difícil.
La base de los manubrios se ideo en cartulina y se mandó a cortar en plasma dejando espacio para los soportes del manubrio, dirección, tacómetro y las direccionales, se unen unos dados “protiper” de aluminio modificados en un torno para ampliar el diámetro siendo más ancho en el centro y delgado en los extremos el orificio, pues se colocó un manubrio de bicicleta todo terreno de aluminio de alta resistencia se tomó la medida exacta y encajan a la perfección. Y en sus extremos unos espejos en aluminio rizoma antirreflejo en forma triangular bajando del manubrio.
El tacómetro es redondo genérico que va con el estilo de la moto. En el manubrio encontramos al lado izquierdo también el freno trasero, pues se eliminó el freno de pie para frenar con las dos manos, se elabora la guaya y capucha a medida para que llegue a la llanta trasera sin obstrucciones. Se colocan igualmente los comando por medio de un dispositivo que solo tiene direccionales, altas, bajas y pito, pequeño para que sea fluido el diseño y no genere imparto visual.
Continuando hacia la parte de atrás encontramos unas tapas metálicas en cuatro partes que cubren la parte central del chasis las cuales se modelaron en cartulina para sacar la forma y se cortaron y doblaron en máquinas especiales de corte y doblado para dar un aspecto interesante y robusto, se pintaron las partes negras con pintura electrostática texturizada y las dos piezas centrales son de acero inoxidable pulido y brillado, todo ensamblados con tornillería en L en los mismos soportes del babero original con 18 tornillos.
El motor se arregla a su estado original pues estaba deteriorado, no se modifica en sus capacidades o se repotencia, el continua siendo 90cc original y así quiere que se quedé, se pulen las tapas y las ventilas y se pinta de negro alta temperatura, se usa tornillería niquelada redonda. Se usa relación 4/28 con piñón de ataque de best y catalina de Dt con cadena reforzada en color dorado. El carburador se pule y se arregla colocando un filtro de alto rendimiento K&N con un codo de manguera de carro y abrazaderas, dando como resultado un sonido ronco particular el acelerar.
En el Exosto, bajante o escape se dimensiona en cartulina y se elabora artesanalmente en acero inoxidable con tres aros en la terminación final y como toque especial un “rosetón tipo iglesia” dentro de la terminación con círculos de diferentes tamaños, el sonido se puede regular por medio de un tornillo, la puntera que sale del motor es la original para evitar fugas de gases. Se forró el codo con cinta termina de fibra de vidrío y en cada extremo se sujetó con abrazaderas inoxidables.
Se modifica el sillín o asiento que originalmente es para dos persona se deja para uno, se elabora a mano con una base a medida con la forma del tanque para que encaje a la perfección, el estilo contempla un orificio para la tapa de la gasolina y una curva en la espuma tipo caferacer, con una costura el rombos en color rojo realizadas a mano, es muy cómodo, en la parte trasera se elaboró un gráfico en “corel” para ser estampado con calor el logo de honda y el c90 en la punta del sillín colores blanco vino tinto dando un toque especial, la apertura del sillín conlleva una forma basculante en la parte donde se sujeta, debido a que la forma hace que peguen al abrir en la moto e impida su apertura por esta razón tiene una mariposa especial para poder abrir cómodamente se diseñó artesanalmente.
En la parte trasera se fabricó la tijera incluyendo los pines para la campana y el soporte de la funda de la guaya del freno trasero manual y no de pie como se comentó anteriormente, la campana que se usa en la parte trasera es la de un DT125 de Yamaha nueva y original, la cual tiene un freno excelente mejorando la moto casi que es mucho el frenado se debe tener cuidado, para encajar la tijera, las dos llanta delantera y trasera se fabricaron los eje que la une al chasis, tijera y “barras” a partir de unos existentes más largos y robustos pero se cortaron y se elaboraron las rosca en un torno especial debido al diámetro de las piezas.
La forma de la tijera ancha tiene una función y no es estética pues pasan las guayas del freno y el cable de la luz trasera y se ocultan perfectamente. Los soportes de la suspensión se modifican por el tamaño de los amortiguadores koso en aluminio y con función de gas, los cuales se compran a medida para la modificación una vez lista la forma en que se desea la moto y la altura que se quería.
En la base superior de los amortiguadores de coloca una pieza elaborada a mano para que sirva de sostén a las direccionales sin que se note un solo cable en la moto pues van por los ductos de la piezas sin cambios notorios.
En la parte trasera se corta el chasis y se da forma con una lámina de acero cortada a partir de una cartulina, la cual da forma a la parte trasera sin dañar la estética. El rin trasero se modifica colocando unas tapas a medida cortadas en laser y forrada en carbono diseñadas en “corel” con todos los orificios necesarios para tornillos, aires, freno y campana.
Que no se me olvide, la pintura de la moto se realiza al hilo da la original pero unos tonos más arriba para llegar casi al vino tinto clásico, se añade una capa inicial en dorado para que el destello del sol saque ese brillo después de unas cuantas capar de pintura y laca.
Unos extras, su llave en forma de dado y puesta al costado de la moto. La placa al costado de la moto como cubre cadena y encima el stop trasero en forma de calavera sin que se noten lo cables. Pues se elaboró todo el sistema eléctrico desde cero para poder ocultar todo y obtener el mejor rendimiento.
Por último el kit de gráficos realizados a mono y convertidos a “corel” de calaveras y arabescos que dan el toque final a un proyecto que inicio con la ilusión de dar vida a mi primera moto la cual me llevo a tener tanta pasión por las motos y expresarme por medió del diseño en ella dentro de las posibilidades de la normativa.