Síguenos en:

Custom Built Show 2020

Honda CX500 por Lolana Motos

Publicado

en

Honda | Modelo: CX500 | Año: 1978

Modificaciones:

Esta moto en un principio venia al taller para algunos arreglos estéticos, desafortunadamente tenia mas de un problema, un ramal eléctrico desordenado y sin funcionar, el motor pegado y el tanque completamente oxidado. Lo que iba a ser un trabajo de un par de semanas, se convirtió en un trabajo largo y una reparación completa de motor. Se importaron varias cosas entre ellas el kit interno de carburadores y toda la empaquetadura del motor, cambio de pistón, casquetería de bielas y bancada, también uno que otro problema en el sistema eléctrico y sistema de refrigeración. Se cambiaron todos los retenedores y rodamientos que tenia la moto, no solo en el motor si no en rines. Restauración de tanque (este se abrió, se volvio a soldar, se aplico producto sellante de tanques y luego lo pintamos) no fue fácil pero conseguimos los logos originales del tanque con algunos rayones, pero se restauraron, suspensión delantera restaurada, los rines se cubrieron con pintura electrostatica. Para ese porte Tracker que mejor que unas llantas Continental todo terreno, la moto tiene la pasión y el amor por Honda en sus diferentes épocas; de los 70’s los fueyes transparentes en las barras delanteras, los colores HRC de los 80’s, terminamos el recorrido histórico con la mítica silla de las XR (el logo de CX de la silla lo diseñamos inspirados en estas motos de principios de los 90’s). Tiene varios detalles que hacen esta moto única, el velocímetro es de otra Honda pero de los 80’s, solo tiene el testigo del Neutro para dejar el frente lo mas limpio posible (también hay una moneda de 1 peso colombiano de 1978, igual que el año de la moto), las tapas de las culatas son pintadas en CERAKOTE (pintura para armas), pipewrap en el sistema de salida y 2 exostos fabricados por nosotros, hicimos la silla, debajo de esta y atrás de los filtros K&N de alto flujo se encuentran 2 perillas, la roja es para levantar la silla del mismo color (para revisar o cambiar fusibles) y la azul como las culatas es el Choque. Cambio de posición de la llave, mandos, manubrio y grips nuevos. El guardabarros trasero aunque parece completo en realidad es una ilusión óptica, en ese espacio debajo de la silla hay un cajón donde se organizo todo el sistema eléctrico y sus componentes, al final del guardabarros se puso una pequeña salpicadera de caucho negro como era de costumbre en una vieja época. Abajo del motor se hizo un Skid Plate sumamente resistente y en donde se esconde una batería de litio de 20amp para no tener problemas de carga. La cola termina en un Tail Loop que fabricamos y adentro de este instalamos la luz led en barra con direccionales integradas, como la moto quedo mas alta con las llantas fabricamos una pata lateral con diseño único, detalle tras detalle hicieron que esta moto estuviera 3 años en el taller, aunque tengo que confesar que ahora que se va para Manizales “del alma” la voy a echar de menos….

Fue después de un accidente en su primera moto, (una Suzuki GS500) tirado en el piso y apenas recobrando el conocimiento, que para Camilo fue claro que su pasión por las motos era real. A la pregunta ¿Está bien? la respuesta fue - Tengo que comprar una Ducati - Ademas de correr en competencias locales de motovelocidad,  intentar el motocross y fracasar aplastantemente en el enduro; Camilo es un apasionado por la modificación de motos y el diseño. Esta pasión es con la que cada día y desde el primer día, alimenta al Custom Built Show.

Sigue leyendo
Comentarios

Custom Built Show 2020

Suzuki DR650 “Mamba” por Pasquale Motors

Publicado

en

Suzuki DR650 "Mamba" por Pasquale Motors
Foto: Pasquale Motors

Suzuki | Modelo: DR650 | Año: 2015

“Un tanque de guerra como lo es una Suzuki DR650 con suficiente estilo para salir un viernes a la noche a impresionar a tu cita.”  

La “Mamba” una scrambler verdaderamente peligrosa.

Cuando pienso en una scrambler siempre me encuentro con una dicotomía complicada, la funcionalidad vs la estética.

Esa imagen que tenemos los moteros en nuestra mente de ver en una Triumph Unit Scrambler de los 60’s en esa trocha imaginaria, versus la realidad de ver una moto doble propósito, no sé, una KLR 650 cruzando Suramérica por los caminos más complicados.

La Scrambler “Doble Propósito”

Esta scrambler arrancó su vida como una moto que en lo personal considero verdaderamente capaz en términos de una doble propósito, pero con pocas aspiraciones estilísticas, una Suzuki DR650, modelo 2015.

Una moto que sin mucho revuelo es capaz de llevar a su piloto hasta “el fin del mundo” Tierra del Fuego – Argentina, múltiples veces, por toda clase de caminos, con toda clase de combustibles y como dicen los policías de carretera en Colombia “camina hasta sin aceite en el motor”.

Esto trae a colación un tema interesante que últimamente ha estado muy sonado entre la comunidad motera y como lo mencionaba en un inicio; la scrambler como ejercicio de estilo para una moto urbana vs. la scrambler en su concepción original del hare-scramble la moto urbana con verdaderas capacidades fuera del pavimento.

En ese sentido creo que la Mamba logra una aproximación que no solo cumple con las expectativas en términos de funcionamiento, sino que también lo hace en términos estéticos, donde fue despojada completamente de cualquier parte plástica, las que además fueron remplazadas por partes metálicas hechas a la medida en su totalidad.

Esta obsesión con el detalle incluso en lugares invisibles logra una moto en donde la forma sigue a la función, pero donde no se abandona el estilo, una combinación difícil de lograr.

Un escape en forma de “serpiente venenosa”

Los hermanos Pasquale de Garaje57/Pasquale Motors, fabricantes de la Mamba, llevan su obsesión al detalle a un nuevo nivel en esta moto, con ejecuciones como las de este escape el cual fue elaborado uniendo alrededor de 90 secciones individuales de tubo en una sola pieza rebosante de soldadura manual. Innegablemente un tubo de escape digno de la sección de “Weld-Porn” en Pinterest.

Este tipo de detalles cubren toda la moto, iniciando por el tanque en aluminio con una tapa torneada, pasando por elementos de una alta complejidad en su fabricación como son los clamps de la suspensión delantera en aluminio maquinado a mano.

Los comandos en todos los puntos de contacto son todos metálicos y llegan hasta el punto de elaborar piezas que normalmente son plásticas  como los guardabarros, en acabados metálicos y además con técnicas de gran dedicación artesanal como el Bossing (técnica donde se usa un martillo y un sandbag para darle forma al metal).


Utilitaria y simple, todo con un solo propósito, disfrutar el camino 

A pesar de la gran cantidad de trabajo, detalles y modificaciones, la Mamba logra ser una moto muy simple y hasta minimalista, con un enfoque casi utilitario, lo importante es lo que está en el camino, una moto enfocada en la experiencia de uso y como lo decía antes una moto donde la forma tiene una función.

Al ver algo así, unos cuantos botones nada más, queda claro que lo importante aquí es el uso, rodar a máxima velocidad por vías destapas, el lodo y las montañas.



La Mamba logra esa mezcla que creo que muchos buscamos en una moto, que dentro de mis gustos cumple con tantas expectativas, sin necesidad de romper los paradigmas logra emocionarme.

Aquí empiezo y a la vez termino con, mi habitual nota editorial en la cual siempre trato de dar un punto de vista muy personal:

Qué bueno tener una moto scrambler que además de tener un estilo tremendo esté basada en un aparato que verdaderamente tenga capacidades a la altura de sus expectativas estéticas, siempre me queda la duda al ver una Ducati Scrambler, si en medio de un lodazal ese motor de 800cc con válvulas desmodrómicas será capaz de sobrevivir, y a la vez cuando ruedo sobre una Doble Propósito japonesa me queda esa desazón de conducir un aparato que tiene tanto sabor como una hogaza de pan acompañada de un vaso de agua. Un tanque de guerra como lo es una Suzuki DR650 con suficiente estilo para salir un viernes a la noche a impresionar a tu cita.  

Sigue leyendo

Custom Built Show 2020

Suzuki K-125 “Steampunk” por Barrios Custom Work

Publicado

en

Suzuki | Modelo: K-125 | Año: 1967

Modificaciones:

Construcción de chasis, carenado, single swinarm transmicion y frenado funcionado single front fork, restauración total del motor

 

Sigue leyendo

Custom Built Show 2020

Harley-Davidson Dyna 1340 “Cheetah” por Lucky Custom

Publicado

en

Harley-Davidson | Modelo: Dyna 1340 | Año: 1983

Modificaciones:

Fabricacion desde cero

Sigue leyendo

Tendencia

Custom Built Show © 2020 | Todos los derechos reservados.